Nescit vox missa reverti

(La palabra pronunciada no sabe regresar)

"Horacio"

©El grito de printova. PROTECCIÓN DE DERECHOS DE AUTOR.

©El grito de printova. PROTECCIÓN DE DERECHOS DE AUTOR.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

domingo, 7 de marzo de 2010

RECUERDOS DEL PASADO


Ayer, haciendo limpieza de cajas antiguas, esas que vamos apilando año tras año, que movemos, cambiamos y terminamos siempre diciendo “por si acaso me vale, no lo tiro”. Esas, donde hemos acumulado recuerdos que ya ni recordamos, pequeños tesoros inservibles pero que el tiempo ha transformado en reliquias de nuestra niñez, pues bien, como he dicho, en una caja vieja donde ponía “instituto” encontré unas pequeñas poesías de mi primer año de clase, escritas en una carpeta recargada de fotos de mis ídolos, Alphaville, A-ha, Paul young, Cindy lauper y varios poemas de Antonio Machado y Miguel Hernández, esbocé una sonrisa grandiosa y me dije: Printova, esto tienes que mostrarlo, aquí están tus comienzos, a los 14 años, las primeras palabras escritas, los primeros suspiros, ¡qué tiempos, uff! Ahora me río al contemplarlos, ni siquiera los recordaba. Espero que os gusten y también os hagan rememorar aquellos años locos de la adolescencia, los primeros amores, las pandillas en el parque, la inseguridad de la inmadurez, vamos, cuando todo era negro o rosa, dependía del día.


El destino,
que mágico deseo
de estropearlo todo,
de romper el vínculo,
de nuestra existencia torpe,
nos hace pagar un precio muy alto.

Maldito misterio,
escrito en el cielo.
¡Te odio, destino!
Te burlas y llevas,
al chico que quiero.

----------------------------

Hubo un instante,
seco y transparente,
y aún no me explico,
que ocurrió en aquel momento.

Apenas hubo tiempo,
apenas hubo instante,
fue un alto en el presente,
un muro en el horizonte.

Siguió el instante,
dos mundos frente a frente,
dos vidas diferentes.
Un instante inalcanzable,
hubo… ¡si!
…un instante.
Que me ha hecho despertarme.

---------------------------

Odio esta vida tétrica,
llena de malas pasadas.
Odio las despedidas,
en mitad de una amistad.
Busco el sentido rosa,
a la razón de mi vida,
y encuentro en mi camino,
la cara oculta de la historia.

Gracias a ti,
todo esto se supera,
gracias por ser sincera,
por aguantar día a día,
gracias por ser como eres,
tú, mi mejor amiga.

6 comentarios:

  1. Vaya, vaya. Lo que contenía la cajita. Y escritos con catorce años; qué preciosidad. Son poesías muy bonitas. Gracias por compartirlas con nosotros.

    Besos, Printova.
    Mián Ros

    ResponderEliminar
  2. Ya ves, valla tiempos, que bonita edad la adolescencia, ¡quién pudiera volverla ha vivir!
    Ahora resulta gracioso volver la vista al pasado y recordar todo aquello, pero, ¡que mal se pasaba a veces!
    Gracias Mian, un besote.

    ResponderEliminar
  3. Pues qué buen comienzo, Printova, con tan sólo catorce años! Me gustó en especial el primer poema, ese que interroga al destino, que lo mira de frente y lo desafía...

    Un abrazo,
    Alejandro.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Alejandro, es un honor escucharte. Imagino que estaría bastante enfadada y sólo se me ocurrió echarle la culpa al destino, ja, ja.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Cuando hemos dejado atrás los catorce años, asomamos la mirada a los nuevos catorceañeros y nos asombramos de que tengan sentimientos. Yo imagino esa caja llena de recuerdos como los inicios de tu vida, repleta de deseos, desilusiones, impaciencias, ¡tantas cosas que nos sucedieron cuando teníamos catorce!
    Pero tus versos... esos no los escribe cualquier chica, tienen que haber sido hechos por una persona con mucho corazón.

    Besos,
    Blanca

    ResponderEliminar
  6. Gracias Blanca.
    Me senté un rato para contemplar esos recuerdos del pasado, a veces nos olvidamos de esos momentos que yacen dormidos y que tanto significaron para nosotros. Miro a mi hija y pienso, que a sus 14 años, ya va acumulando recuerdos en una caja, como la que yo desempolvé y que un día abrirá dibujándose en su rostro una gran sonrisa.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Gracias por tus palabras.